En El Centro Comercial El Zamorano estamos especializados en hacer faldas de camilla, tanto: redondas, ovaladas, cuadradas y rectangulares. Las podemos ofrecer ya confeccionadas o a medida. Además de tener una gran variedad de tejidos y colores; incluso reversibles para poder hacer un camino de mesa o un tapete.

Mesa camilla

Si es necesario, le podemos ofrecer el paquete completo: mesa, falda de camilla, cristal, tapete  y brasero, por ejemplo

Aunque parezca que toda mesa camilla se viste igual, no es así. Por ejemplo, la mesa redonda la embellece con frecuencia un paño de ganchillo colocado sobre la falda y bajo el cristal.

Mesa camilla

En cambio, para la mesa rectangular aunque también es costumbre embellecerla con un tapete a ganchillo, es muy frecuente adornarla con un paño o tapete bordado a mano bajo el cristal y a medida del tablero, o un poco más grande para que cuelguen los laterales.

Mesa camilla

Lo primero que se necesita para vestir una mesa camilla es la falda. En un diseño más clásico se utiliza faldas de tela gruesa y alta calidad para mantener la temperatura del brasero de la mesa camilla. Lo más habitual son telas de color neutro sobre la cual se coloca el tapete protegido por el cristal.

Las ventajas de este tipo de vestimenta son que permite prescindir del cristal, protege la falda de salpicaduras y se puede cambiar rápidamente la decoración de la mesa simplemente cambiando el mantel, adaptando los motivos del decorado a la celebración del momento, como aniversarios, pascua o Navidad.

Una vestimenta más avanzada requiere confeccionar ropa de camilla. Pegar un cordón o un fleco alrededor de la tapa de cristal, e incluso integrar una cenefa en la falda, dará como resultado una mesa camilla personalizada y original con un vestido clásico más elaborado.

Aconsejamos que os dejéis asesorar por profesionales de la decoración para que en función de vuestras necesidades, interiorismo y luminosidad, la elección sea la más adecuada.

Mesa camilla

Para modernizar una camilla se puede sustituir el cristal por una tapa de madera lacada del mismo color que los muebles y que cubra la parte superior de la falda como lo hacía el cristal. Además, cambiar los tipos de confecciones y pasamanería correspondiente.

En caso de ser una mesa rectangular, la falda puede caer con vuelo o confeccionarla con tablas que estilizan. Hoy, es esta última la que más aceptación tiene, aunque va un poco al gusto. Un diseño moderno más minimalista se decantará por una falda con vuelo y caída lisa.

Modernizarla dependerá del tipo de mesa camilla: si es una mesa camilla de forja, de madera o aglomerado, si es redonda o cuadrada y de qué utilidad queremos para ella.

Comparte esta noticia en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *