Cuando comienzan a bajar las temperaturas necesitaremos dormir más abrigados. Hace algunos años se utilizaban mantas principalmente, pero existen otras opciones más prácticas como los nórdicos y edredones.

Ante la gran cantidad de productos y tecnologías que han ido surgiendo en el sector del descanso, puede ser difícil la elección de nuestro nuevo edredón.

Te daremos algunas nociones básicas para que sepas en todo momento qué relleno elegir y para ello debes de tener en cuenta entre otras cosas el poder aislante que tenga. Los rellenos pueden ser:

1- Rellenos naturales (de pluma o plumón)
Existen diferencias entre la pluma, extraída del abdomen de la oca y el pato, o la pluma, que se extrae de otras zonas. Los que están compuestos de plumón son los mejores aislantes térmicos ya que absorben la humedad y mantienen siempre una temperatura adecuada. Los de pluma no cuentan con estas propiedades ya que la parte sólida que se adhiere a la misma no permite que se produzca tan buena transpiración.

2- Rellenos sintéticos
Pueden ser de fibra natural, fibra hueca o de microfibra. La fibra hueca es un material altamente fresco y transpirable. Su mantenimiento y limpieza también son muy sencillos. Pueden lavarse en la lavadora y son ideales para personas alérgicas.

Aun así desde El Centro Comercial El Zamorano, les aconsejaremos en función del tipo de persona que lo vaya a utilizar, ya que el mejor no siempre es el que más calienta, ya que hay que tener en cuenta otros factores como: el tipo de colchón que tengan, la forma de utilizar la calefacción, lo caluros que sean las personas que lo van a utilizar, si los techos son altos …

Elegir relleno nórdico: Gramajes disponibles.

El gramaje es un aspecto fundamental a la hora de elegir el nórdico que nos acompañará durante el invierno. Éste se relaciona con la capacidad calorífica que nos proporciona. A mayor gramaje, mayor poder térmico tendrá.

Para ello, debemos tener en cuenta aspectos como la temperatura de nuestra casa y de nuestra habitación, así como lo calurosos que seamos.
Estos factores determinarán el gramaje más adecuado para cada caso.
Normalmente se fabrican entre 125 y 500 gr/m2.

  •  Los rellenos más ligeros, de 125 gr, son ideales para temperaturas que van de los 18º a los 24º C.
  • Los edredones intermedios, de 250 a 300 gr, se recomiendan para hogares cuya temperatura oscile entre los 12º y los 18 C
  • Los nórdicos de más gramaje (entre 400 y 500 gr/m2), deberán utilizarse en casas en las que no exista calefacción. Están indicados para personas más frioleras.

Una buena alternativa es optar por un relleno 4 estaciones, que podrá unir mediante clips y utilizar en función de la temperatura que haya en cada momento. Así les dará uso en cualquier época del año. Hay otro de la marca Duvedecor, que está “partido a la mitad” y tiene en cada lecho 2 tipos de gramajes diferentes, MUY RECOMENDABLE, cuando descansan 2 personas y tienen “dos temperaturas diversas”

Mantenimiento del relleno nórdico.

1. Por la mañana es aconsejable que ventilemos el dormitorio unos minutos con la cama sin hacer.
2. Realiza pequeñas sacudidas en el edredón y la almohada para ahuecarlas y eliminar restos de humedad y/o polvo.
3. Para pequeñas manchas puedes usar una esponja humedecida en agua y un poco de jabón.
4. Utiliza productos específicos para prendas suaves y delicadas.
5. Lava el nórdico en un programa de prendas delicadas con un centrifugado suave. Sigue siempre las instrucciones que indica el fabricante en la etiqueta.
6. Utiliza un centrifugado suave. Después, seca el edredón en una secadora.
7. La temperatura de secado debe estar entre los 60º y 80º C. Se puede introducir un par de pelotas de tenis en la secadora. De esta manera aseguramos que el relleno se mantiene en movimiento durante el proceso de secado, con lo que éste será más rápido.
8. El secado deberá ser de entre 3 y 5 horas. Sobre todo tendremos que asegurarnos de que quede completamente seca sin restos de humedad y procurar no exponerlo al sol directamente.

Aunque para mayor tranquilidad en El Centro Comercial El Zamorano aconsejamos que si el nórdico es de plumón, lo lleven a la tintorería ya que el lavado y el secado es el óptimo y es el más recomendable para estos productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *